martes, 13 de diciembre de 2016

Educación 3.0 y la inteligencia emocional

Las nuevas teconologías nos dan la oportunidad de trabajar muchos aspectos tanto escolares como de la vida cotidiana como son los valores. Estos últimos me parecen de vital importancia porque es más facil crear buenas personas respetuosas con su entorno y con los que componen ese entorno, que una vez de que son adultos tratar de cambiarlos. Debido a eso, educar en valores desde la más tierna infancia me parece fundamental para que se de el correcto desarrollo de los niños y niñas, para eso no solo tenemos que fomentar su autoestima y su autoconcepto, también hay que trabajar la inteligencia emocional.

Si no trabajamos los aspectos o factores emocionales, podemos crear adultos inseguros, sin confianza en sí mismos y con pensamientos negativos siempre brotando de sus cerebros; no soy suficiente, cualquiera es mejor que yo, me cambiará por otro/a mejor, ... Ese tipo de pensamientos son propios de personas que viven con miedo y sus miedos les hacen disfrutar menos de la vida y perder oportunidades únicas para ser felíces, debido a que los miedos creados en nuestras cabezas son el mayor freno que cualquiera de nosotros puede tener

Por todo esto, y muchas otras razones más, creo que educar en valores y fomentar la autoestima de los alumnos es de vital importancia. Para encaminarnos en la dirección hacia el amor propio y el respeto hacia lo y los que nos rodean os dejo aquí ciertos videos que se pueden usar en el aula. Los he sacado de la revista Educación 3.0, la autora es Patricia Mármol y se publicó el pasado 29 de junio. Espero que os gusten tanto como a mí:

 

 


sábado, 3 de diciembre de 2016

¿Cómo la tecnología está cambiando a la educación?

Llevamos ya unos años que no paramos de hablar sobre la evolución, las nuevas tecnologías y sus diferentes efectos tanto en el tiempo de ocio de los niños y adolecentes como en el aula. Será impresión mía, pero todo lo que suelo leer y escuchar es siempre positivo, y aunque no estoy totalmente de acuerdo con eso, me fío, dado que no tengo la suficiente información ni los suficientes conocimientos como para opinar a fondo sobre este tema. 

Sea como fuere, e independientemente de mi opinión personal, leyendo y buscando ampliar mis horizontes he encontrado la noticia que os pondré a continuación, la cual me ha parecido interesante y la he sacado de Universia España (12/08/2016).

El uso de las nuevas tecnologías en el aula se está dando de forma progresiva pero cada vez más frecuente. La robótica educativa en conjunto con plataformas digitales para enseñar, están dándoles a los niños nuevas herramientas para su futuro. Lejos de las clásicas aulas donde los profesores enseñan y los alumnos aprenden, las aulas del futuro serán dinámicas, interactivas y participativas.

La robótica educativa supone ser la primera de las grandes herramientas para el aula. Se trata de un recurso económico, sencillo y atractivo que favorece la concentración de los niños. Normalmente, los profesores plantean un problema de forma dinámica: a través de videos o con el apoyo de plataformas virtuales. Luego los alumnos deberán resolverlo utilizando la tecnología 3D. Mientras lo hacen, aprenden sobre tecnología y matemáticas sin darse cuenta. Por si fuera poco, luego de las instrucciones se les solicita que modifiquen algunas de las funcionalidades, con el fin de fomentar su creatividad.

Lejos de las clases de informática donde aprendíamos el uso del Paquete Office, los niños ya saben utilizar los ordenadores desde pequeños. Por eso es necesario comenzar a enseñarles a programar y controlar distintos dispositivos. Herramientas como Alice, Snake Wrangling for Kids  Kids with Ruby o Kodu, están pensadas para ayudarlos a comprender el mundo de la programación. 

Es evidente que a medida que pasan los años, cambian las formas que aprendemos. El hecho de tenerlo en cuenta hará más fácil y más efectivo el aprendizaje para los niños. En Finlandia, por ejemplo, se renovó la forma de aprender mediante la neurociencia. Los niños prácticamente no llevan deberes a casa, no tienen más de 4 horas de educación y se les brinda mucho tiempo de ocio. La principal finalidad es impulsar a los niños a tener ganas de aprender. Los expertos aseguran que durante su tiempo libre pueden desarrollar mejor sus capacidades y habilidades. 

Fuente:
http://noticias.universia.es/ciencia-tecnologia/noticia/2016/08/12/1142663/como-tecnologia-cambiando-educacion.html